Metaverso y seguridad informática

Metaverso y seguridad informática

Que vivimos en un mundo cada vez más informatizado y dependiente de los cambios tecnológicos es un hecho, ¿pero hasta qué punto esa tecnología, ese mundo virtual irá absorbiendo cada vez más a lo que ahora consideramos nuestro mundo real

Hablamos, como no podía ser de otra manera, del metaverso, esa “realidad paralela” que aún se nos antoja irreal… pero que cada vez acapara más parcelas de nuestra cotidianidad. 

Hasta ahora hemos convivido con Internet, hasta que se ha vuelto imprescindible en nuestras vidas. Pero la gran red es, en muchas ocasiones, un inmenso caos repleto de todo menos de seguridad y garantías para la privacidad, y de momento, el crecimiento incontrolado del uso del metaverso —ese mundo digital y virtual donde en teoría podremos trabajar, conocer gente y disfrutar todo tipo de ocio (en definitiva, vivir)— puede llegar a pecar de lo mismo. 

Entonces, ¿Cómo podemos aunar seguridad informática y metaverso? O más extensamente: ¿Qué papel deberían tener en los servicios relacionados con el metaverso empresas de tecnología digital y audiovisual punta como Bmotion?

Sin duda, las empresas que apuesten por prestar sus servicios digitales en esta nueva realidad deben tener entre sus absolutas prioridades desarrollar espacios virtuales seguros, y establecer políticas para que los usuarios puedan interactuar, crear y comunicarse manteniendo su privacidad e impulsando un código ético que evite el odio y la toxicidad online que existen en muchas redes sociales actuales. 

Las empresas tecnológicas que crean desarrollos digitales, incluyendo las soluciones en el metaverso, deben tener el firme compromiso de garantizar la seguridad de la información de sus usuarios y tener entre sus prioridades la transparencia y la garantía en el servicio. Esto implica que un tercero pueda analizar (y calificar) los servicios que ofrece la empresa, y evaluar tanto sus políticas de seguridad como su operativa para saber hasta qué punto está comprometida de verdad con la seguridad informática y la protección de los datos de sus usuarios para garantizar un nivel de seguridad suficiente en el servicio a los clientes más exigentes y preocupados por la ciberseguridad.

En definitiva, el futuro del metaverso está lleno de incógnitas, pero sí tenemos una certeza: nos queda mucho por conocer y desarrollar en este campo, pero es imprescindible ir desarrollando, de forma paralela al desarrollo de ese nuevo mundo, las mayores garantías de seguridad y privacidad para sus usuarios. 

¿Quiéres saber más?

Entradas recomendadas